¿Cómo afectan las circunstancias laborales de un progenitor en la concesión de la custodia compartida de hijos menores?

¿Cómo afectan las circunstancias laborales de un progenitor en la concesión de la custodia compartida de hijos menores?

En anteriores ocasiones, hemos comentando que, por criterio del Tribunal Supremo, la custodia compartida debe ser el sistema de guarda y custodia preferente en hijos menores. Pero ello, tiene una excepción: siempre y cuando sea posible la fijación de dicho sistema o no exista alguna circunstancia que lo haga desaconsejable o que afecte al bienestar de los menores.

Y una de dichas circunstancias puede deberse perfectamente a la actividad laboral que desempeña uno de los progenitores que pretende la custodia.

Pero, ¿hasta qué punto ello influye en la concesión o no de la custodia compartida?

abogados granada

Las circunstancias laborales como factor determinante para la concesión de la custodia compartida

En lo que se refiere a la actividad laboral como aspecto a tener en cuenta en la fijación de la custodia compartida, el Tribunal Supremo sigue los siguientes criterios:

Primero. – El trabajo como factor NO penalizante en la concesión

Como norma general, se pretenderá que la actividad laboral del progenitor no constituya un factor penalizante o limitante para la fijación de la custodia compartida.

Y esto se debe a que se pretende poner a los progenitores al mismo nivel en cuanto posibilidades a efectos obtener la guarda y custodia.

De esta forma, si los progenitores desempeñan una actividad que, en condiciones normales, podría conjugarse con el desarrollo de dicho sistema de guarda y custodia, aunque para algunas tareas (llevar los menores al colegio, darles de comer…) deban contar con el apoyo de determinados familiares cercanos, entonces es posible la fijación de dicho sistema.

Es decir, no se pretende que los progenitores dejen de lado su actividad laboral para dedicarse en cuerpo y alma al cuidado de los menores, sino que los mismos puedan ocuparse de gran parte de las tareas que tengan los mismos a lo largo de un día.

custodia compartida

Segundo. – Circunstancias laborales que impiden la custodia compartida

En el anterior apartado, nos referíamos a la normal general. Pero, no obstante, existen casos especiales que hacen totalmente desaconsejable la fijación de dicho sistema de custodia.

Nos referimos a aquellas actividades laborales totalmente contrapuestas a un desarrollo normal de la custodia compartida y que pueden suponer la ausencia del progenitor durante jornadas enteras o incluso en horarios inversos a los de la vida del menor.

Pensemos en un camionero o un piloto de avión que deben ausentarse de su hogar durante varios días, o en el camarero cuyo horario de trabajo se realiza siempre al contrario que el de sus hijos (trabaja de noche y se acuesta tarde, mientras que los menores se levantan pronto y desempeñan la mayoría de sus tareas de día)

En dicho sentido, existen varias sentencias, como una de la Audiencia Provincial de Badajoz de 9 de Julio de 2019, en las que se revoca la custodia compartida otorgada en primera instancia y se le concede la custodia exclusiva al otro progenitor, por considerar que las circunstancias personales del otro le impiden cumplir con todo lo que requiere la custodia compartida.

Y es que, lo que se pretende evitar con estas resoluciones, es que un progenitor ostente la custodia compartida, pero por otro lado el cuidado y atención permanente de los menores recaiga en un familiar (pareja, abuelo, abuela, hermana…) cuya obligación, más allá de prestarle cierta ayuda, no es esa.

custodia compartida

Tercero. – Valoración de cada caso concreto

Cuando tratamos alguna cuestión relacionada con derecho de familia, siempre hacemos hincapié en la necesidad de valorar cada caso concreto para saber la viabilidad de la pretensión.

Y el caso de la custodia compartida es un buen ejemplo de ello.

No se puede aplicar por sistema los mismos criterios a cada caso, sino que habrá que valorar cada circunstancia y hasta qué punto dicho sistema es o no posible.

Igualmente, habrá que valorar como afecta cada circunstancia al bienestar y desarrollo de los menores, que, como ya sabemos, es el interés predominante.

previous arrow
next arrow
Slider

Medidas ante unas circunstancias laborales penalizantes

El progenitor que se vea afectado por una actividad laboral que le condiciona o limita la obtención de la custodia compartida, puede adecuar dichas circunstancias con el fin de que pueda cumplir con dicho sistema.

Entre dichas soluciones está la de solicitar en su empresa unas condiciones (horarios, días libres, turnos…) que se adecuen más al cuidado de los menores, y esta forma facilitar la conciliación familiar. No obstante, habría que valorar cada actividad laboral.

Otras soluciones pueden estar en la reducción de la jornada laboral o solicitar una excedencia temporal, aunque esas medidas siempre supongan un perjuicio económico para dicho progenitor.

Por ultimo, si no es posible la custodia compartida, se puede optar por la fijación de un amplio periodo de visitas que, de alguna manera, compense la falta de viabilidad de aquella.

¿Aún no sabes qué posibilidades tienes a la hora de pedir la custodia compartida? Nosotros de informamos de forma GRATUITA y SIN COMPROMISO de contratación del servicio.

No te quedes con la duda y pide cita YA.

PEDIR CITA PREVIA CON UN ABOGADO

José Ramón Salmerón Sabador

Abogado
Especialista en derecho de familia, arrendamientos y reclamaciones bancarias
Más 20 años de ejercicio profesional.
Máster en Derecho de propiedad Intelectual
Máster en SEO
Tutor externo Universidad de Granada

José Ramón Salmerón Sabador

Abogado Especialista en derecho de familia, arrendamientos y reclamaciones bancarias Más 20 años de ejercicio profesional. Máster en Derecho de propiedad Intelectual Máster en SEO Tutor externo Universidad de Granada